Cómo preparar café en cafetera italiana: trucos

Una cafetera italiana es una cafetera manual que se utiliza para preparar deliciosas tazas de café espresso. También se conoce como cafetera moka o máquina de café espresso de estufa.

Preparar café en una cafetera italiana es sencillo y lleva unos 5 minutos, como máximo. Pero también tiene su ciencia, pues es muy fácil quemar el café durante su preparación.

Este artículo proporciona una explicación detallada de cómo preparar café en una cafetera italiana. Te incluimos algunos consejos y trucos para preparar la taza de café perfecta.

Cómo funciona una cafetera italiana

La cafetera italiana es una máquina que prepara café con un sabor bien definido, por lo que es la favorita de muchos de los amantes del café alrededor del mundo. 

La máquina se puede usar para preparar diferentes tipos de bebidas, como capuchinos y café con leche, algunos aventureros incluso preparan mokaccino.

Por lo general, las cafeteras italianas están fabricadas en aluminio, pues es un material que ayuda a la distribución uniforme del calor por cada una de sus partes.

Este tipo de cafeteras tienen tres partes: la caldera, el filtro y la taza. La caldera es donde se hierve el agua, mientras que el filtro es donde se remojan los granos de café molidos en agua caliente.

La tercera parte de la cafetera es donde reposa el café preparado y se encuentra en la parte superior del artefacto.

Su funcionamiento es sencillo, el agua hierve en la parte inferior de la cafetera italiana, sube a presión hasta el filtro de café, infusiona los granos molidos y continúa subiendo hasta la taza de la cafetera.

El proceso dura unos 4 minutos, siempre dependiendo de la capacidad de tu cafetera italiana, y el resultado siempre será el mismo: un café rico, aromático y estilo espresso.

Para que entiendas de forma más clara como funciona tu cafetera italiana, te invitamos a ver el siguiente vídeo:

Pasos para preparar café en una cafetera italiana

En Italia, el café es más que una bebida. Es un modo de vida. Los italianos han perfeccionado el arte de preparar café y tienen su propia forma de hacerlo que los distingue de otras culturas.

Hay muchas formas de preparar café en una cafetera italiana, pero aquí hay algunas pautas generales para el proceso:

Paso 1: Moler los granos

La magia de la cafetera italiana es preparar un café delicioso, con un sabor que se distingue del café que tomas con regularidad.

Gran parte del éxito dependerá de los granos de café que utilices en la preparación de tu bebida.

Los maestros baristas sostienen que lo mejor es utilizar café recién molido, ya sea que te lo muelan en la tienda o lo hagas en casa con un molinillo.

El grosor del café molido debe tener una apariencia similar a los granos de azúcar o sal.

Paso 2: El agua

Más del 90% de lo que tomamos en una taza de café es agua, por tanto, debes usar un agua de calidad. De preferencia, utiliza agua mineral, ya que no aportará ningún sabor adicional a tu bebida.

El agua la debes colocar en la parte inferior de tu cafetera italiana.

Recuerda que debes llenar el recipiente hasta la válvula, sin sobrepasarla. En caso de que la sobrepases, retira el excedente de agua.

Este punto es importante. La cafetera italiana trabaja a presión y si cubres la válvula con agua corres el riesgo de que la cafetera explote.

También se aconseja que la temperatura del agua sea caliente o tibia, de modo que pase menos tiempo sobre la estufa, disminuyendo la probabilidad de quemar el café.

Paso 3: Incorpora el café molido

Retira el filtro de la cafetera italiana y coloca varias cucharadas de café recién molido en su interior.

Al llenar todo el filtro, se aconseja dar unos pequeños golpecitos por los lados —con ayuda de una cuchara— para que se asiente el café y se distribuya de forma uniforme por todo el filtro.

Importante: No presiones el café, en este tipo de cafeteras no es necesario.

Paso 5: Cerrado

Verifica que la goma de la cafetera se encuentre en su lugar y retira cualquier residuo de café presente en la rosca.

Cierra tu cafetera con firmeza, pero sin hacer una gran presión. 

Paso 4: Infusionar

Este es el paso más importante de todos y debes mantener máxima atención sobre tu cafetera.

Enciende tu cocina y coloca la cafetera con la tapa abierta. Cuando veas que comienza a subir el café, cierra la tapa, espera unos minutos y apágala.

Algunos aconsejan apagarla apenas comience a bullir el agua y comience a salir la infusión. Nuestra experiencia indica que eso dependerá de la capacidad de la cafetera y la calidad de la misma.

Lo más recomendable es mantener el fuego encendido, bajar la llama cuando comience a salir el café y apagarla apenas veas que disminuye la cantidad de café.

Si lo dejas más tiempo, tu café se comenzará a quemar y tendrás un sabor amargo que puede ser desagradable.

Paso 5: Lavado

Existe un mito que dice que este tipo de cafeteras no se deben lavar, para que así se mantenga el sabor del café y obtengas mejores resultados.

Eso es falso, en realidad sí se deben lavar para evitar que los aceites se impregnen en las paredes de la cafetera y alteren el sabor de tus próximas infusiones.

Nuestra recomendación es que lo hagas solo con agua, justo después de servir las tazas de café.

No es necesario utilizar ningún tipo de detergentes, limpia tu cafetera con agua caliente o tibia y quedará lista para tu próxima preparación.

Esperamos que esta información te sea útil para preparar tu próxima taza de café y disfrutes el momento.

¿Cuánto tiempo tiene que estar el café en la cafetera italiana?

El café es una bebida delicada y lo mejor es tomarla apenas se prepara. Entonces, lo mejor es que el café se mantenga en tu cafetera hasta unos minutos después de su preparación.

Si el café se enfría debes desecharlo o utilizarlo para hacer otro tipo de bebida, como café helado, pero nunca lo recalientes, pues alterarás su sabor y podría ser desagradable.

¿Qué tipo de café prepara la cafetera italiana?

Hay dos tipos de café que se pueden usar con la cafetera italiana, y son el espresso y el café molido regular.

El espresso es un tipo de café tostado oscuro y finamente molido que se elabora a alta presión en la cafetera italiana. El café molido regular es diferente del espresso porque tiene un sabor más ligero, no está tan finamente molido y no se elabora a alta presión.

¿Cuándo hay que apagar la cafetera italiana?

Hay diferentes opiniones sobre cuánto tiempo debe estar el café en la cafetera.

Algunas personas dicen que se debe apagar apenas comiences a bullir, otros que cuando veas que no sale más café infusionado.

Nuestro consejo es que pruebes tu cafetera y establezcas el tiempo necesario para obtener un café con el gusto de tu preferencia.

Debes saber que mientras más tiempo permanezca el agua en la cafetera, más amargo y rancio será el sabor del café.

¿Cuánto café entra en una cafetera italiana?

La media indica que se deben agregar entre 10 a 12 g de café molido por cada 100 ml de agua agregada a la cafetera italiana. Pero todo dependerá de la capacidad de tu cafetera.

En el mercado se encuentran cafeteras italianas para preparar desde 1 hasta 12 tazas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *